🥊 Los curiosos orígenes de One punch man

 

Esta publicación contiene enlaces de afiliados, si quieres obtener más información al respecto, consulta nuestra página de afiliación

Antes del anime que todos conocemos, e incluso antes del manga, la historia de One Punch man comenzó con un webcómic. ONE, un autor desconocido, comenzó a publicar dicho cómic en el 2009 de manera gratuita en su web.

El hecho es bastante curioso, porque el estilo y las capacidades artísticas de ONE dejaban bastante que desear. Sin embargo, la historia era muy buena y, el estilo desenfadado de ONE ayudó a que el webcómic se diera a conocer.

La trama es de esta historia (por si alguien no la conoce) es también bastante curiosa. Trata de un chico que decide entrenarse para convertirse en un súper héroe, lo cual siempre ha sido su sueño. Después de un duro entrenamiento, consistente en hacer flexiones e abdominales, consigue quedarse calvo y, hacerse súper poderoso. Quizás demasiado. Para desgracia del protagonista, su sueño de convertirse en súper héroe se ve oscurecido por la sombra del aburrimiento. Ahora es tan poderoso que, con un solo puñetazo es capaz de vencer a cualquier villano (de ahí el nombre del comic). A partir de ese momento, la historia se va desarrollando mientras nuestro protagonista busca a un malo malísimo que sea capaz de hacerle frente.

El webcómic tuvo tanto éxito, (a pesar de su peculiar estilo) que, en el 2011 ya era mundialmente conocido y, para el 2012, contaba con 7.9 millones de lectores. Pero, a pesar de su popularidad, ONE seguía publicando capítulos de manera inconstante en su web.

Ese mismo año, el mangaka Murata Yuuske, contactó con ONE y consiguió los derechos para recrear One punch Man como manga. Murata redibujó cada panel y el manga fue publicado semanalmente en Young Jump Webcomics.

Murata añadió una nueva característica al comic. Su habilidad de mostrar movimiento en cada página. Esta característica, combinada con sus “2 page spreads” llevaron al ya famoso cómic al siguiente nivel. Otra de las características que añadió el mangaka a la nueva versión, fueron escenas “flip book” que provocaban retrasos en la publicación del manga pero que lo convirtieron en una especie de “libro animado”. Pronto comenzaron los rumores sobre una posible adaptación audiovisual.

En 2015 se dio el siguiente paso, cuando “Madhouse” convirtió One punch man en un anime. Aunque se temía que, al ser la segunda adaptación, se perdiera la esencia del comic original, el anime consiguió retratar la simpleza y el dramatismo que caracterizaban al webcómic. Ambos, Murata y ONE estuvieron directamente involucrados en el proyecto.

Es curioso como una historia tan simple sea a la vez, tan épica y tenga esa capacidad para mantenernos en tensión. Incluso cuando sabemos, que todo se va a acabar con un puñetazo.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
2
+1
4
+1
0
+1
0

1 comentario en «🥊 Los curiosos orígenes de One punch man»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *